“Nu-Roots”, las nuevas raices jazzy-groove del extraordinario trompetista David Pastor

cd-cover-david-pastor-nu-roots

Este CD refleja a la perfección tres aspectos de David Pastor: el trompetista tocando “en vivo”, ya que reproduce fielmente el espíritu presente en sus directos, en segundo lugar, el músico, al darnos las claves de su evolución musical, y finalmente, la persona detrás del instrumento, puesto que David es uno de esos raros músicos que logra transmitirnos su propia humanidad a través de su música.

Tocando “en vivo”

Notas CD by Manuel Hamerlink

Después de su debut discográfico, Introducing David Pastor, en el que se rodeaba de veteranos músicos, y su segundo CD, el cuidadísimo Stringworks, con sofisticados arreglos para cuerda, este tercer disco de David Pastor ofrece una propuesta más desnuda, más directa, con una ambiente casi de actuación en vivo. Refleja en gran parte el espíritu que preside las actuaciones de David: intensidad, variedad y complicidad con el público. Quien ha visto a David Pastor en un escenario sabe de qué estoy hablando. En esta ocasión ha optado por la sonoridad groovy por excelencia: el órgano Hammond. No se puede pedir más. Le acompañan además dos músicos solventes de la escena catalana de fusión y curtidos en mil batallas: el excelente batería Toni Pagès y el versátil José Luis Guart, ex-director musical de la Fundación Toni Manero, al órgano y al Fender Rhodes. El título del disco (Nu_roots, nuevas raíces) remite a los orígenes musicales de David. Es quizá su CD más personal hasta ahora: un conjunto de temas y estilos que en algún momento de su vida han determinado su crecimiento como músico (no sólo de jazz).

El primer tema, Nu-roots (in), escrito por David, ya es significativo: una pequeña ráfaga de blues con beat New Orleans, a modo de tarjeta de presentación de lo que va a seguir. Es una de esas líneas sencillas pero muy efectivas con las que David contacta en seguida con el público en sus conciertos y que muchas veces crea en el momento (se lo he visto hacer).

Ya entrando en materia sigue el portentoso Sonny Rollins’ Stone, otro tema original suyo, basado en la progresión armónica de Airegin, una pieza difícil que le costó mucho esfuerzo aprender en sus años mozos. Según confiesa, era para él “como una piedra”. De ahí el título. Pero David ha aprendido de sobra la lección y sobrevuela el tema con maestría (y con el espíritu de Freddie Hubbard). Tampoco le va a la zaga José Luis Guart, que añade toques modernos en sus patrones por cuartas. Finalmente, siempre agradezco que los baterías hagan sus solos dentro de la estructura del tema, y Toni Pagès lo hace de maravilla. Demasiadas veces se deja al batería solo cuando todos los demás se han cansado de soplar.

En el siguiente corte David rinde tributo a uno de los grandes de la música francesa, Michel Legrand, un compositor muy ligado al jazz y cuyas canciones, de un romanticismo desbordante, han seducido a generaciones de jazzistas, entre ellos a Bill Evans. The Windmills Of Your Mind (versión al inglés del célebre Les Moulins de Mon Coeur, escrito en 1968 para la película The Thomas Crown Affair) sirve de vehículo para el lado más lírico de David. Un sorprendente tratamiento rítmico, una inteligente rearmonización y la etérea sonoridad del Fender Rhodes crean un clima muy especial que remite a las nuevas tendencias musicales.

Otro flanco importante en la vida musical de David es Brasil, y lo refleja con dos temas en los que le acompaña Ademir Cândido, guitarrista de la más jazzística de las cantantes brasileñas, Leni Andrade. Hace ya muchas décadas que la música de Brasil (sobre todo la bossa nova) se ha integrado en el repertorio del jazz, quizá por la afinidad armónica entre ambos estilos, pero demasiadas veces el lado brasileño de los jazzeros se limita a Jobim. David Pastor busca más lejos y ha escogido un tema con el que disfruta mucho (llega a cantarlo en los bolos), el Maria das Mercedes de Djavan, en el que imita la cuica con su trompeta. El otro tema, el bello Morou Moraes (original de Ademir Cândido y dedicado al poeta Vinicius de Moraes), es un dúo íntimo de trompeta y guitarra.

La formación clásica de David sale a relucir, aunque sea de forma indirecta, en el anguloso Zoltan que Woody Shaw escribió en honor a Zoltán Kódaly. Sin embargo, en la musculosa interpretación de David es el malogrado trompetista americano quien le gana claramente la mano al compositor húngaro. Las sabrosas intervenciones de Toni Pagès y las referencias a Manteca de José Luis Guart también ayudan a situar el tema fuera del continente europeo.

En Noche de brujas, tema original de David en el que integra sus raíces españolas, ha añadido a una base de soleá por bulería unas sonoridades funk en la parte A y una resolución flamenca en la B. La atmósfera del tema refleja perfectamente su título.

Versionar temas pop es algo que espanta a los críticos más puristas y, sin embargo, fingen olvidar que es algo que siempre han hecho los músicos de jazz. Cuando Parker toca Out Of Nowhere o Amstrong The Sheik OfAraby, están tocando canciones pop de su época (¿qué otra cosa sino son los standards?). David ha escogido dos canciones que muestran sus intereses fuera del jazz. De la primera, el famoso tema de U2 I still haven’t found what I’m looking for, dice que el título alude para él en este caso a la constante búsqueda de nuevas sonoridades por parte del músico de jazz. En la segunda, una enérgica recreación convenientemente rearmonizada del Get Up, Stand Up de Bob Marley, intervienen en los coros el propio David y Sergio Alcover, quien además de cantante es un excelente bailarín de break dance.

El CD acaba como empezó, con Nu-Roots, cerrando así en círculo este recorrido por las influencias musicales de David.

En resumen, este CD refleja a la perfección tres aspectos de David Pastor: el trompetista tocando “en vivo”, ya que reproduce fielmente el espíritu presente en sus directos, en segundo lugar, el músico, al darnos las claves de su evolución musical, y finalmente, la persona detrás del instrumento, puesto que David es uno de esos raros músicos que logra transmitirnos su propia humanidad a través de su música.

Manuel Hamerlinck.

cd-cover-david-pastor-nu-roots

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s